La alimentación del Pastor Alemán

Publicado por Telepienso .com en

El Pastor Alemán es una raza de perro de tamaño grande, muy conocida en el mundo entero y la raza mas vendida en España, este tipo de perro presenta una cierta tendencia a padecer determinadas enfermedades relacionadas con la carga genética común en la raza.

Los ejemplares de Pastor Alemán presentan una mayor incidencia de patologías relacionadas con su raza, están frecuentemente relacionadas con las articulaciones, esqueleto y aparato digestivo (gastrointestinal) Uno de los problemas que pueden aparecer en esta y otras razas es la displasia de cadera, de codos u otro tipo de displasia menos conocidas .

Las displasias son malformaciones óseas en articulaciones un problema de salud con un gran componente genético que aparecen antes de finalizar el crecimiento y que se pueden controlar a partir de una buena alimentación. Las artropatías son otro punto flaco del Pastor Alemán (artritis, artrosis, osteoartritis…) que debemos prevenir y/o evitar y una forma de hacerlo es también a través de la alimentación adecuada.

Hay que tener en cuenta determinados factores nutricionales: ácidos grasos, condroitína, glucosamina y antioxidantes. Los ácidos grasos esenciales presentan un papel importante como antiinflamatorios no sólo en la piel, sino también en los procesos inflamatorios articulares. La Condroitina y Glucosamina son considerados condroprotectores (protectores del cartílago) por favorecer la formación/regeneración del cartílago.

Por último, los antioxidantes (vitamina C, vitamina E…) ayudan a reducir al mínimo la acción de los radicales libres tóxicos, implicados en la formación de la osteoartrosis, mejorando la sintomatología.

Los problemas gastrointestinales, es común que aparezca la insuficiencia pancreática exocrina (deficiencia en la absorción de nutrientes debido a la inadecuada producción de enzimas digestivos )

Si el sistema digestivo del Pastor Alemán se encuentra deteriorado, su sistema inmunológico también, por lo tanto es conveniente alimentar a nuestro perro Pastor Alemán con una dieta que esté diseñada para proteger y fortaleces su flora intestinal, además de esta dieta adecuada, es recomendable el uso de productos prebióticos y de condroprotectores, también del Omega 3, que le servirá como protector de los tejidos, incluido el corazón, para desinflamar en caso de problemas de articulaciones o del sistema digestivo.

Es importante tener en cuenta que el estomago del Pastor Alemán es pequeño, diseñado para transportar poco alimento, esto se debe a su función como perro de pastor, por ello, es necesario alimentarlo dos veces al día y con un alimento energético de calidad, evitando que tenga que consumir grandes cantidades para conseguir los nutrientes y la energía necesarios. Si mantenemos un intestino sano,con la capa protectora intestinal en buenas condiciones, el Pastor Alemán se mantendrá sano y asimilará todos los nutrientes que le ayudarán a proteger sus articulaciones y todo su organismo .


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados